La propuesta de cuotas migratorias de Boric

Durante su primera rueda de prensa oficial, el pasado mes de marzo, el presidente de la República, Gabriel Boric, hizo un anuncio de gran importancia para todos los migrantes, especialmente para los venezolanos.

El presidente chileno propuso un sistema de cuotas migratorias para el éxodo de Venezuela

Durante su primera rueda de prensa oficial, el pasado mes de marzo, el presidente de la República, Gabriel Boric, hizo un anuncio de gran importancia para todos los migrantes, especialmente para los venezolanos, al proponer un sistema de cuotas migratorias. 

El presidente habló sobre la necesidad de establecer un sistema de reparto de los migrantes venezolanos, similar al usado por la Unión Europea durante la crisis de refugiados sirios en 2015. El mandatario planteó este sistema de cuotas con el fin de evitar que los refugiados se concentren en un solo país, derivando en un colapso de sus servicios y campamentos humanitarios.

Chile recibió entre enero y julio de 2021 a unos 24.000 venezolanos en su frontera norte, contra 16.000 de todo 2020, según cifras de la Policía de Investigaciones; ante esto, Boric expresó “Una crisis migratoria, en este caso de más de seis millones de personas, sobre todo desde Venezuela, no puede recaer en un uno o un grupo de países. Tenemos que pensar en la solidaridad latinoamericana. Brasil, Uruguay, Paraguay, también Bolivia, tienen un rol que cumplir”.

Boric habla sobre la propuesta de cuotas migratorias

Las cuotas migratorias en Europa

En 2011, las protestas de gran parte de la población de Siria contra el gobierno de Bashar Al-Asad llevaron al país a una escalada violencia que terminó en una guerra civil que ya lleva 11 años, con más de 360.000 personas muertas, millones de desplazados y una devastación que se calcula al menos en 400.000 millones de dólares.

Con las principales ciudades del país en medio del fuego cruzado entre las Fuerzas Armadas y grupos rebeldes, con la intervención militar de Rusia a favor del régimen de Al-Asad y las facciones extremistas como el Estado Islámico, conquistando grandes porciones de territorio, se dio inicio a un desplazamiento masivo de refugiados hacia Europa y países cercanos.

Todo esto creó una crisis migratoria y humanitaria, embarcaciones con cientos de refugiados zarpaban con destino a Grecia o Turquía por el Mar Mediterráneo, sumándose a una situación delicada ya existente: la migración de constante desde Afganistán, India, Marruecos y países africanos.

Ante esta situación, la UE aprobó en 2015 un acuerdo para repartir a cerca de 120.000 refugiados que se encontraban concentrados en Italia y Grecia. Inicialmente, se evitó fijar una cuota obligatoria, pero se buscó que cada estado miembro contribuyera con una parte dentro de sus capacidades. 

¿Es efectiva esta propuesta en Europa?

En su momento, el entonces vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, explicó que esta medida servía para aliviar a los países más presionados por la llegada de migrantes, pero que no era solución permanente. “No va a ser la solución a la crisis de refugiados, pero sin esta decisión no podríamos dar ningún otro paso”, afirmó.

Sin embargo, el tiempo probó que las cuotas no fueron tan efectivas como se planeó inicialmente. Expertos la consideraron un fracaso, desde Bruselas se reconoció en 2017 que era imposible cumplir la meta propuesta, ya que para ese momento se esperaba completar la repartición, pero no se logró. 

Incluso, concluyeron que solo podrían dar asilo al 25% de los 160.000 refugiados que se propusieron. En medio de proceso, la meta rebajó a 98.255, dejando a más de 54.000 migrantes a disposición de los países con menos peso dentro del sistema de cuotas, es decir, en un limbo migratorio. 

A causa de la poca disposición de países como Hungría o Austria, además de los retrasos para procesar solicites, de los 1.379.387 migrantes que llegaron a Grecia e Italia, y 160.000 planteados como meta para la repartición, solo se lograron reubicar a 29.144 tras dos años de programa.

¿Qué ha pasado con los migrantes actualmente?

Desde el 2017, cada país ha manejado la recepción de migrantes por su cuenta a través del acuerdo con Turquía. Este acuerdo, firmado en marzo de 2016, convierte a este país musulmán en una especia de filtro para evitar la llegada masiva de migrantes a Europa. Gracias a su frontera con Siria, permite una movilización más articulada, evitando que las personas arriesguen su visa en el Mar Mediterráneo. 

El acuerdo establece que todos los llegados, de no lograr en primer término el asilo en Grecia, son deportados a Turquía, en donde realizarán todos los trámites para recibir un cupo en alguna de las naciones europeas. De momento, los países con mayor número de solicitudes siguen siendo Alemania, Noruega o Francia.

El problema radica en la situación de hacinamiento que se vive en los campos de refugiados de Grecia y Turquía, así como en la lentitud para tramitar las solicitudes de asilo; hechos que son criticados por organizaciones como Amnistía Internacional, que exhortan a los líderes europeos a rectificar esas medidas. Aunque el número de indocumentados en Grecia ha reducido, en el caso de Turquía es alarmante que muchos refugiados han sido deportados de regreso a Siria.

La Propuesta de cuotas migratorias en Chile

Aunque esta medida no tuvo éxito por las diferencias entre naciones europeas, el presidente Boric de igual manera apuesta a ella con el objetivo de crear un frente común regional, como una manera de abordar la situación de los migrantes venezolanos que cruzan por los pasos clandestinos. 

Venezuela tiene en la actualidad la segunda mayor migración del mundo, solo por debajo de Siria. De acuerdo a cifras de la Acnur, el número de migrantes refugiados ya va por los 6 millones, aumentando cada vez más. En los últimos meses, se ha reportado la entrada de miles de migrantes por vía terrestre; aunque muchos llegan en buses, otros atraviesan a pie el desierto de Atacama, para luego eludir las patrullas fronterizas y llegar a Iquique o Arica.

Ahora, con Boric en la presidencia, su principal tarea, como ya lo anunció, es controlar la migración irregular y la xenofobia. Para lograrlo, está buscando la unidad de toda Suramérica, solo queda esperar si esta medida de cuotas tendrá más éxito del que tuvo en Europa. 

Si necesitas orientación sobre este o cualquier tema sobre migración, puedes contactarnos, en Legal Global® tenemos un equipo de expertos en derecho migratorio para asesorarte en temas como: órdenes de expulsión, solicitar permisos de residencia, solicitar refugio y mucho más.

Relacionados
Modo nocturno
zoom